El cabello chino, rizado o como quieras llamarle, refleja una personalidad extrovertida y muy social.

A las chicas que lo usan les gusta destacar y por tanto, para lucir su cabellera es necesario que cuiden cada uno de sus rizos.

Uno de los problemas de este tipo de cabello es que si no está bien hidratado, se ve quebradizo, seco y con poca definición.

Como nos encantan los remedios naturales, te recomendamos usar un tratamiento con aceite de mamey para lograr que se vea sano, fuerte y con mucho brillo.

El aceite de mamey está presente en muchos productos de belleza como rímeles y shampoo porque hidrata el cabello y la pestañas, potencia su crecimiento y los fortalece.

Mezcla una cucharada de aceite de mamey con otra de oliva y una más de almendras, calienta la mezcla y combina todos los ingredientes.

Aplica el tratamiento en tu cabello húmedo de la mitad a las puntas, dale un ligero masaje, amárralo en un chongo y cúbrelo con un gorro de baño.

Luego de que pasen 30 minutos, enjuágalo bien y lávalo con el shampoo que uses regularmente.

El aceite de mamey es rico en ácidos grasos, por lo que al combinarse con el de almendras y el de oliva, su poder hidratante es mucho mayor.

Recuerda aplicar este tratamiento cada quince días para tener buenos resultados.

Si tu cabello es lacio pero quieres que los rizos con tenaza te duren por más tiempo, aplica también esta receta.

Compartir
¿Quieres recibir más contenido como este?Suscríbete y entérate de las novedades

Comentarios

Escribe un comentario




No hay comentarios

Cerrar