Una de las razones por las que muchas personas evitan pintarse el cabello es por el retoque de las raíces.

Se gasta dinero, el color dura muy poco y si no se aplica constantemente, el look se ve desaliñado.

Afortunadamente estilistas de Londres encontraron una forma de darle luz al cabello sin tener que darle mucho mantenimiento y sin tocar las raíces.

Se llama “Layage” y es una variante del “Balayage”, que como lo explicamos en nuestra nota Ilumina tu rostro con estas técnicas para pintar el cabello, aplica color degradado unos centímetros después de la raíz.

La intención de este tinte es dar brillo al cabello sin que el color sea tan dramático y drástico.

La diferencia con otras técnicas es que los estilistas no utilizan papel aluminio, dividen el cabello sobre una superficie plana y en lugar de aplicar el tinte de forma pareja, hacen un diseño personalizado dependiendo del efecto que el cliente quiera.

Funciona para rubias y morenas porque agrega profundidad en el cabello claro y da luz al cabello oscuro.

Una ventaja más es que puede durar mucho tiempo porque se aplica de la mitad hacia las puntas, sin necesidad de retocar las puntas.

Es una gran técnica para decolorar y agregar hasta dos tonos al mismo tiempo, dar un look más sutil y lograr que parezca que el sol tocó tu cabello.

Compartir
¿Quieres recibir más contenido como este?Suscríbete y entérate de las novedades

Comentarios

Escribe un comentario




No hay comentarios

Cerrar